El nacimiento del cine – Los inventos (I)

daguerreUno de los pilares fundamentales para el surgimiento del cine fué la invención y el desarrollo de la fotografía. Hacia 1816, el francés Joseph-Nicéphore Niepce (1765-1833), buscando mejoras para el proceso de la litografía, consiguió fijar químicamente las imágenes reflejadas en el interior de una cámara oscura. Años después conseguiría obtener, en 1826, la primera fotografía aunque necesitó una exposición de ocho horas.

Louis-Jacques Mandé Daguerre (1787-1851) se asoció con Niepce y consiguió reducir el tiempo de exposición a media hora, heredando para sí la gloria del invento al que denominó daguerrotipo.

La evolución de la fotografía siguió, imparable, su camino de la mano de la ciencia química y sus descubrimientos encaminados a conseguir reducir el tiempo de exposición y la utilización de materiales más versátiles para la experiencia fotográfica como la película flexible de celuloide que aparecerá años después. Pero, paralelamente, hasta la invención del cine empezaron a surgir otros caminos.

En 1824 el médico inglés Peter Mark Roget presentó una tesis sobre la persistencia retiniana ante la Royal Society de Londres. Este fenómeno, aunque fué observado desde la antiguedad y estudiado en los siglos XVII y XVIII por Newton y el caballero d’Arcy, no fué explicado científicamente y con base fisiológica hasta que Peter Mark Roget lo divulgó.

taumatropeLa persistencia retiniana es el fenómeno por el cual una imagen percibida por nuestros ojos se mantiene una fracción de segundo después de que el estímulo físico que la ha producido haya desaparecido. De esta forma, una sucesión rápida e interrumpida de estímulos visuales provocan en nosotros la experiencia de una visión continua e ininterrumpida.

Esta es la base fisiológica que permite la experiencia cinematográfica y todo su posterior desarrollo audiovisual. En el siglo XIX, la divulgación de este estudio hizo que empezaran a surgir numerosos juguetes de física recreativa que aprovechaban la persistencia retiniana para provocar pequeñas ilusiones y efectos de movimiento.

En 1825, Fitton y el doctor Paris crearon el taumátropo que era un simple disco de cartón que llevaba dibujados en su anverso y reverso dos dibujos diferentes que al hacerlo girar rápidamente provocaba la ilusión de percibirlos juntos. Se hizo muy popular el dibujo de un pájaro por un lado y una jaula vacía por el otro. Cuando el taumátropo giraba rápidamente se podía ver al pájaro dentro de la jaula.

En 1830 apareció la rueda de Faraday que era un disco dentado que al hacerlo girar y mirar a través de las perforaciones hacia un espejo que reflejaba los dibujos que tenía el disco en su anverso podíamos ver el dibujo en movimiento. Probablemente, sin saberlo, Faraday sentó la base de un mecanismo importante para el funcionamiento del cinematógrafo, la obturación.

zootropeel zootropo En 1834, el inglés Horner, inventó el zoótropo que consiste en un tambor con dibujos en su parte interior y una serie de agujeros por donde observar. Al hacerlo girar, la sucesión de agujeros ante nuestro ojo provocaba la obturación y de esta forma se recomponía el movimiento.

Años después, en 1877, Reynaud perfeccionó el aparato y construyó el praxinoscopio que mejoraba la experiencia del movimiento al incluirle un segundo tambor en el centro del tambor principal con espejos orientados adecuadamente para reflejar los dibujos. Pero Reynaud siguió perfeccionando sus inventos y consiguió en 1888 poner en marcha su teatro óptico, proyectando en una pantalla películas de dibujos animados en colores y con una duración de diez minutos. Utilizaba película perforada y fué el primero en utilizar las técnicas modernas del dibujo animado. Antes que el cine propiamente dicho, nació el cine de dibujos animados gracias al ingenio autodidacta de Reynaud.

praxinoscope